EMF

Federación Vasca de Montaña
Euskal Herriko Mendi Federazioa

EUSKALMET

Dirección de meteorología y climatología
Meteorologia eta klimatologia zuzendaritza

UIAA

International Mountaineering and Climbing Federation
Union Internationale de Asociations d'Alpinisme

UN DIECISÉIS DE MARZO

La mañana del 16 de marzo de 1924, Ángel Sopeña se acerca al circo de Tertanga y enfila la horquilla herbosa que separa el Pico del Fraile. Va solo, lleva un martillo, unos clavos de fundición y una piqueta de acero que se ha hecho él mismo. No sabe cómo avanzar sobre la roca, toda su formación es lo que ha leído sobre escalada en paredes lejanas pero nunca nadie ha escalado por estas montañas, así que improvisa: retira las piedras sueltas, hunde algunos clavos y prueba a descalzarse para avanzar mejor. De esta manera, buscando y creando apoyos, traza la vía que le lleva a la cima, donde deja una tarjeta y una nota. Acaba de realizar la primera escalada registrada en las montañas de Euskal Herria.

Casi cien años después, dedicamos la portada al monolito que en los años veinte se convirtió en la referencia de la incipiente escalada vasca. Porque conociendo el pasado, podemos descubrir por qué de un pequeño territorio con modestas montañas salieron Josune Bereziartu, Iker Pou, Rikar Otegi, Patxi Arocena, Leire Agirre, Patxi Usobiaga …

Aprovechamos que Xabi Mujika vuelve al Pico del Fraile y rememora la aventura de Sopeña para recordar de dónde venimos. Además, siguiendo con la revisión de quienes protagonizan la escalada vasca actual, indagamos en las motivaciones y sensaciones que mueven a Ekaitz Maiz. Han cambiado materiales y técnicas, se han conseguido grados inimaginables, pero las paredes rocosas siguen planteando nuevos desafíos.

Para quienes nos movemos a ras de sendero o en desniveles menos verticales, proponemos rutas circulares sencillas alrededor de las montañas próximas. Revisamos otras travesías y montañas más alejadas para cuando se puedan plantear viajes más largos. Seguimos con restricciones de movilidad en todo el mundo, dependiendo del ritmo de la pandemia, hay que aprovechar las infinitas posibilidades que nos ofrece nuestro entorno para recuperar energía y aflojar tensiones.

En los tiempos en que toca quedarse en casa más de lo deseado, recomendamos leer la historia de los pioneros del montañismo vasco. Solo doce años después de la primera escalada al Pico del Fraile, se enfrentarían a un reto más amargo y cruel que el que vivimos actualmente, la guerra. Y las montañas dejarían de ser un destino idealizado para convertirse en escenario de sufrimiento, lucha por la vida y esfuerzos heroicos.

 

Luisa Alonso Cires (directora de Pyrenaica)