EMF

Federación Vasca de Montaña
Euskal Herriko Mendi Federazioa

EUSKALMET

Dirección de meteorología y climatología
Meteorologia eta klimatologia zuzendaritza

UIAA

International Mountaineering and Climbing Federation
Union Internationale de Asociations d'Alpinisme

Desescalada en el monte

LA COMUNIDAD MONTAÑERA está sufriendo pandemia, confinamiento, desescalada..., conceptos complejos que generan muchas preguntas y muchas e imprevisibles consecuencias.

En primer lugar, nuestra libertad está siendo menoscabada al no poder acceder a nuestro entorno natural tan preciado: montañas, bosques, senderos, paredes, aristas, nieve, agua… tantos y tantos elementos que hemos echado de menos en este período de ausencias. En segundo lugar, la tristeza por los que se ha llevado esta enfermedad llamada Covid 19. Y en tercer lugar, la incertidumbre que ha generado la irrupción de un elemento nuevo a tener en cuenta en nuestro día a día y, como no, en nuestras actividades montañeras.

La seguridad juega un papel fundamental en nuestras actividades, hemos aprendido a pensar en los riesgos y en la exposición a los mismos. Hoy se incorpora un elemento más a identificar entre los peligros objetivos, porque está ahí, es algo que nos ofrece la naturaleza y nos acompaña como seres vivos. La exposición al riesgo dependerá como siempre de nuestras actuaciones y esto no podremos pasarlo por alto.

Nuevos elementos entran en nuestra mochila para conseguir una limpieza o una protección adecuadas. Aunque serán nuestros protocolos y actuaciones lo que harán que la actividad sea lo más segura posible. Además de llevar el material adecuado, orientarnos como es debido, saber renunciar a la cumbre y otros muchos detalles en la seguridad de nuestra actividad, ahora conseguir un distanciamiento mínimo y mantener la suficiente higiene serán nuevos factores a tener en cuenta.

No por ello vamos a dejar de hacer actividad, todo lo contrario, esto nos permite empoderarnos más y hacernos conscientes de lo importante que es nuestra responsabilidad. Hoy más que nunca tiene una vital importancia ser flexibles, adaptarnos, tomar decisiones adecuadas en el desarrollo de la actividad montañera.

Pero seamos sensatos, hagamos que nuestro retorno a la actividad se haga de forma lógica, escalonada y de menos a más. Recordemos que somos los montañeros que somos, no lo que fuimos ni lo que seremos. Por tanto, trabajemos con cabeza y busquemos primero el objetivo o la cumbre más cercana, ya llegaremos a las siguientes.

Hoy más que nunca nos damos cuenta de que nuestra actividad física es deporte-salud, deporte-recreación, deporte-ocio, también deporte-competición. Cada vez es más importante en la sociedad actual, es por eso que de la situación vivida solo podemos salir reforzados. Nos vemos en las montañas.

Iñaki Garay Barrena - SEGURTASUNA (EMF-FVM)